domingo, 6 de enero de 2013

El Cuento Del Pacto


Esto me lo mandó hace unas semanas un amigo que prefirió permanecer anónimo. Yo, no pude dejar de compartirlo con ustedes.
     Abby Beatriz 

Este es un cuento ficticio, producto tal vez de la frustración que siento al igual que muchos de ustedes pero también con algo de intuición y aquel decir que nos enseñaron los viejos: "Piensa mal y acertaras". Esta cargado de suposiciones, deseos y por que no, algo de rabia contenida.


Tiene lugar en la capital de una República Bananera de Sur America, a la que llamare Guaraira. Una noche a comienzos de octubre 2012 antes de los comicios para elegir un próximo Presidente, el principal candidato opositor, a quien de ahora en adelante me referiré como "El Candidato", fue llamado a Palacio para una entrevista privada y muy secreta con El Presidente. Esta reunión se coordinó de manera subrepticia y solo unos pocos allegados de ambos bandos se enteraron de ella. A ninguna de las partes le convenía que se supiera siquiera la posibilidad de un reunión entre ellos. El Candidato temía que se interpretara como una traición a los partidos que se unieron para apoyarlo y al Presidente le aterraba que sus secuaces lo tildaran de vendido o peor aun, de traidor.


En la madrugada, una comisión de la Policía Secreta fue a buscar al Candidato a su residencia, en carros sin marcas y si hacer alboroto para pasar desapercibidos. Fue llevado a Palacio a ver al enfermo Presidente bajo estrictas medidas de seguridad. No para evitar algún atentado ni mucho menos, sino para evitar que alguien se enterara de esta reunión.

El Presidente recibió al Candidato, con fuertes dolores en su ingle, a pesar de la cantidad de calmantes que debía tomar durante esos días de ardua campaña, misma que tanta gente le aconsejo no acometiera para evitar una recaída de su enfermedad pero que soberbiamente rechazo con la convicción de que solo con su participación activa, podría ganar nuevamente la presidencia que ya ostentaba desde hace casi cinco lustros. Cualquier desplazamiento era sumamente doloroso, mas sin embargo hizo un gran esfuerzo, que le ha mermado su capacidad de movilizarse. El Candidato se sorprendió al ver el estado del Presidente y a partir de ese momento, la reunión se llevo a cabo solo entre ellos dos. No hubo minuta, grabación ni nada parecido. Solo un pacto entre dos hombres con intereses muy disimiles pero con la excusa, para ellos mismos, de salvar honores, vidas y posiblemente la República.


El Presidente le planteo al Candidato su necesidad de salir de la presidencia con honores, sabiendo que su enfermedad avanzaba y que ningún tratamiento médico lograría que pudiera terminar su próximo mandato. Le planteó que el ganaría las elecciones con un amplio margen ya que se había instruido al Organismo Electoral que hiciera lo imposible para que las mesas de votación funcionaran de la manera más lenta posible, colocando un paso extra que hiciera las colas interminables. Esto no con el fin de desalentar a la oposición sino que sirviera para apoyar la mentira de la amplia participación popular y dar la impresión de que realmente votábamos la mayoría de los venezolanos. El Candidato aceptaría los resultados de inmediato para evitar la posibilidad de que sus seguidores impugnaran los mismos o se desarrollara una revuelta popular. Luego y antes de las inminentes elecciones de gobernadores, El Presidente se comprometió a salir del país con alguna excusa médica, sin apoyar directamente a sus candidatos. De esa manera, El Candidato, que al perder las elecciones nacionales se convertiría automáticamente en candidato a Gobernador del principal estado del país,  tenía asegurado su triunfo en su estado y consolidar así su figura de líder de la oposición. En estas elecciones a Gobernador sabríamos cual es la participación real de votantes y las mesas funcionarían sin contratiempos. La abstención generada por el fracaso de las elecciones presidenciales desmotivaria la participación de la clase media, tradicionalmente seguidora del Candidato y se garantizaría así, la obtención por parte del partido de gobierno de la mayoría de las gobernaciones.

El Presidente le aseguró al Candidato que su enfermedad no le permitiría llegar a la juramentacion y por ende, declarar la tan famosa "falta absoluta" con el resultado de tener que nombrar un sucesor e ir a unas nuevas elecciones presidenciales a corto plazo. El Sucesor seria alguien del entorno intimo del Presidente pero sin su carisma y poder de convocatoria, garantizando así el triunfo del Candidato y lograr su tan ansiada presidencia, en una nueva contienda electoral.

Con este movimiento, El Presidente sale del gobierno por razones medicas, con su ego y prestigio incólumes, El Candidato es Presidente y al haber perdido la mayoría de los estados, debe trabajar con una mayoría de gobernadores opuestos pero quita del camino al "Ave de Corral" y al "Delfín de Rosales", actuales gobernadores de dos de los estados mas poblados e importantes de esta República Bananera  y únicos posibles contendores del Candidato para unas posibles elecciones primarias. Solo su aliado de verdad, a quien llamaremos El Guaro, tendría garantizada la reelección en su estado.


El 10 de enero, fecha de la juramentacion, aparece un Presidente en mal estado, pero lo suficientemente bien para nombrar a su sucesor real, llama a nuevas elecciones, El Candidato es presidente y los malandros del entorno del Presidente tienen tiempo para salir hacia paraíso fiscales a guardar y disfrutar de lo robado.

10 anos después, Venezuela es otra..........el tiempo dirá que tan acertada es esta interpretación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada